viernes, 2 de marzo de 2018

El secreto para dejar una adicción

Algunas ofertas para aprender un idioma suelen decir cosas como: “Aprende ingles sin esfuerzo y en menos de tres meses”. Las personas que saben bien inglés, saben que esto no es posible. Que no importa el sistema que se emplee, aprender ingles en solo tres meses y sin esfuerzo no es posible. Al menos, para el común de los mortales.

Lo mismo ocurre con las dietas, y lo mismo ocurre con muchas cosas en la vida. Hace poco veía un video de Jim Rohn, que decía que para tener un sueldo extraordinario hay que ser un tipo extraordinario. Las personas que tienen altos sueldos, normalmente, es porque tienen capacidades muy por encima de la gente. Son altamente competitivos, eficaces, con gran capacidad de resolución de problemas, con empatía, con capacidad de síntesis, de exposición y muchas otras.

Obviamente, esto no se puede improvisar, sino que se ha tenido que ir trabajando durante mucho tiempo. Cuando vemos un deportista con un cuerpo escultural y musculado, esto no es producto del azar, sino que es una consecuencia de muchas horas de trabajo durante mucho tiempo.

Si usted es una persona inteligente, probablemente entenderá por donde va la clave del éxito. La clave del éxito es el trabajo duro. El saber decir que no a las apetencias, el entrenarse a diario en muchas otras áreas para cuando se presente la tentación tener la suficiente fuerza en los músculos para decir que no. Y esto, no es un truco, ni una fórmula mágica sino que es algo que tenemos que trabajar a diario.



Por ello, te puedo asegurar que: si eres una persona con una fuerza de voluntad floja y que se deja llevar por las apetencias es casi imposible que dejes una adicción. Lo que debemos hacer si queremos salir es empezar a luchar ahora.

Debemos de vencer la pereza de dejar las cosas esperando que lleguen tiempos mejores que nunca llegarán. Hoy y ahora, es el mejor momento para empezar a luchar. Al principio, nos costará mucho puesto que los “músculos de la voluntad” no están entrenados, pero poco a poco estos “músculos” irán teniendo más fuerza, más volumen y podremos movernos con mayor agilidad, rapidez y energía.

Mejorar la fuerza de voluntad mediante un trabajo duro, no solamente nos puede sacar de la mediocridad y de una vida triste, sino que también nos puede permitir destacar en muchas otras áreas como la laboral, la familiar o la social. El paladear nuestras mejoras y nuestros éxitos es algo que nos puede estimular a seguir luchando. Nos puede alentar a seguir trabajando en otras áreas y en dar un giro de 180 grados a nuestra vida.

No dejes las cosas para un mañana que nunca llegará sino que decídete a empezar a mejorar en tu vida desde ya. Para ello, lo que debes hacer es ponerte retos realistas. Un tipo con obesidad mórbida, no puede ponerse como meta ganar una maratón que tendrá lugar en menos de una semana. Pero si puede, dejar de comer ciertos alimentos que tienen muchas calorías aunque le gusten mucho. Después de eso, podrá proponerse bajar unos kilos, y luego otros y luego hacer deporte. Y así, poco a poco pero constante, ir conquistando mediante pequeñas metas un objetivo global.

Un consejo de Jordan Peterson es: “No te compares con los demás, puesto que cada uno tiene una vida muy distinta, compárate con como eras ayer”.

Espero que te haya gustado el artículo y espero que te decidas a luchar con pequeños propósitos concretos. Te puede poner cuatro o cinco que te ayuden en este aspecto como:

- No conectarse a Internet en la habitación.
- Instalarse un filtro en el móvil/celular.
- Hacer deporte con regularidad 2 o 3 veces por semana.
- Estudiar sin mirar el móvil/celular y sin levantarte de la silla.
- Levantarte siempre a la misma hora.
- Tener la habitación ordenada.
- Comerte lo que no te gusta y comer menos de lo que sí te gusta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario