martes, 8 de febrero de 2022

Las consecuencias negativas de consumir pornografía


Todas las personas pueden padecer fuertes consecuencias por consumir pornografía de modo excesivo. ¡Sé cuidadoso y mantente alejado de ella! Hoy te hablamos de algunas de esas consecuencias.

La pornografía en la actualidad, es definida por la exhibición de materiales visuales, auditivos y táctiles de contenidos sexuales que buscan la excitación sexual.

El material pornográfico hoy día es de fácil acceso ya que puedes conseguirlo a través de Internet de forma gratuita o pagando una suscripción.

Ahora bien, el consumo excesivo puede generar diferentes consecuencias en las personas generando un impacto negativo en diferentes ámbitos de su vida. Por ello es valioso atacar esta adicción lo más pronto posible.
Consecuencias de la adicción a la pornografía

Los niños, jóvenes y adultos que son adictos a la pornografía suelen visualizar materiales sexuales explícitos por largos períodos de tiempo. Además, sienten la necesidad de buscar nuevas fuentes y lugares para poder consumir contenido pornográfico de cualquier tipo.

Esta adicción puede provocar gran variedad de problemas sociales, físicos, mentales y sexuales. Incluso puede impactar negativamente en sus relaciones laborales, de amistades, escolares y familiares.

Entre las consecuencias más comunes que genera el consumo de pornografía se encuentran:
El Aislamiento social

Los individuos adictos al porno, muchas veces visualizan el material sexual explícito en lugares nada adecuados y cuando son descubiertos por familiares, compañeros de trabajo o pareja, el sentimiento de vergüenza se hará presente. Esto hará que la persona evite por completo el relacionarse con los demás y se aísla de todos.

Adicionalmente, este comportamiento se asocia a una emocionalidad negativa que produce cambios de humor, depresión, irritabilidad y ansiedad.

La adicción de ver contenido pornográfico sin control, consume un tiempo en la vida de la persona que lo hace aislarse por completo. La vida social desaparece y la vida sexual saludable se distorsiona por completo.
Problemas en las relaciones de parejas

La relación de pareja es la que más se puede ver afectada cuando se sufre de adicción a la pornografía. Aunque la visualización de estos materiales pornográficos puede ayudar en algunas crisis sexuales de pareja, la adicción se vuelve un problema. El no tener control sobre el consumo de pornografía, te lleva a situaciones conflictivas de pareja no deseadas.
Insatisfacción en el ámbito sexual

La adicción a algo, resta libertad en ti al momento de querer tomar decisiones y esto se presenta en la vida sexual. Una adicción a la pornografía es capaz de hacerte creer que tus experiencias sexuales son mucho mejor que las de otras parejas. Al tener esta sensación, puedes creer que todo lo realizado durante el acto sexual, es lo suficiente para tu pareja.

El apetito sexual del adicto a la pornografía disminuye y esto provoca un malestar en la pareja y sentimiento de insatisfacción. Muchas relaciones llegan a terminar debido a la falta de actividad sexual, que es consecuencia de una adicción avanzada a la pornografía.

El adicto, también llega a sentirse insatisfecho con su pareja debido a las altas expectativas que tiene acerca del acto sexual. Vale decir que la pornografía es una de las causantes de que el coito entre parejas, en algunas ocasiones, no sea el más agradable y suficiente sexualmente.

Si eres adicto al contenido pornográfico, tu vida sexual puede parecer monótona e insatisfactoria, por lo que puede llevar al fin de las relaciones.
Alteraciones cerebrales

Una conducta adictiva a la pornografía llega a afectar la liberación de la dopamina que se genera en el cerebro humano. Esto es causado por la excitación que se deriva de las visualizaciones de cualquier imagen o video de alto valor sexualmente explícito. Afecta directamente el funcionamiento del lóbulo frontal del cerebro, área que se encarga de las funciones cognitivas.

Las funciones conductuales también son afectadas e intervienen en el juicio y control de los impulsos de una persona. Esta alteración no permite que se mantenga un control total de la conducta y el adicto necesitará consumir material pornográfico cada vez más. Entre más pornografía, mayor será la liberación de dopamina y estado de bienestar de la persona.
Alteraciones emocionales

Cuando el adicto a la pornografía pasa un tiempo determinado sin ver ese tipo de contenido, puede sentirse enojado y frustrado, y como consecuencia, volverse hostil e irritable. Muchas veces, le suele ocasionar sentimientos de culpa o pena.
Consecuencias de la pornografía en adolescentes

Las consecuencias más negativas en el consumo de pornografía, pueden darse entre los adolescentes, pues este tipo de contenido fomenta conductas sexuales de riesgo en la población joven. La pornografía afecta por completo las percepciones que estos puedan tener sobre la actividad sexual y los roles de géneros.

La principal consecuencia en los jóvenes es que quieren llegar a copiar las conductas sexuales que ven en los videos o imágenes.

Muchos adolescentes consideran a estos materiales sexualmente explícitos como una herramienta beneficiosa para su educación sexual.

Muchos jóvenes pueden experimentar diferentes consecuencias, siendo las más comunes:
  • Mayores probabilidades de tener sexo esporádico.
  • Curiosidad por prácticas de que conllevan serios riesgos contra la salud de la persona.
  • Experimentar un mayor deseo sexual y encuentros sexuales.
  • Iniciación temprana de la actividad sexual.
  • Desarrollo de conductas de agresividad sexual y objetificación de la mujer.
  • Afectación del desarrollo neuropsicológico y funcionamiento sexual.
  • Desencadenamiento de trastornos de hipersexualidad.
  • Aumento de la depresión.
  • Disfunción eréctil (hombres).
Ten en cuenta que:

Para los adolescentes, por su inmadurez mental y física el consumo excesivo de pornografía genera confusión. El funcionamiento sexual se ve afectado por los contenidos cargados de violencia y distorsión de lo real. Lleva a simplificar la obtención del placer mediante el acto sexual.

Los estados de ánimo y salud mental, se ven fuertemente atacados por un consumo de pornografía no regulado. El estado físico también se ve comprometido con la pérdida de peso que genera una especie de apariencia esquelética en la persona. El pene, debido a la constante masturbación, puede presentar dolores y hasta hinchazón con coloración roja.



Las consecuencias de consumir pornografía en exceso y sin ningún control, son graves a cualquier edad (niñez, juventud o adultez). Es importante que busques ayuda de profesionales y sigas sus recomendaciones para tener una vida sexual y mental saludable, que te permita llevar una vida más satisfactoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Cómo superar los ataques de ansiedad

Una estrategia para poder controlarse son las técnicas de meditación. Y para ello, debemos hacer lo siguiente: Durante el periodo en el que...